Casi todas las niñas tienen una o más muñecas, cada una con sus nombres para darle un toque personal. Al ir creciendo se pueden ir obsequiando otros juguetes, pero aquellas “hijas” por lo general van quedando como parte de la niñez feliz que se tuvo. Es interesante ver como esto se repite en casi todas partes del mundo.

Las muñecas, como todo en la vida, han evolucionado de una manera sorprendente hasta poder encontrar muñecas reales, como se les conoce ahora. Pero al revisar la historia de las muñecas a través del tiempo, podemos sorprendernos de los materiales que se usaron a través de las diferentes épocas.

Francia era la que imponía tendencias en cómo se vestían o cuáles eran las muñecas de moda. Por eso, vamos a recordar algunas muñecas, que aunque cuenten con algunos años de vida, no dejan de sacar sonrisas a los amantes de estas.

Las muñecas a través del tiempo

Al ir al pasado, podemos encontrar pruebas de que en el siglo XIV se solía regalar maniquíes tamaño real y muñecas, como muestra de buena voluntad y cariño a las cortes inglesas o francesas. Dejando muy claro que ya para el siglo XVII Francia dictaba cómo vestirlas y maquillarlas. Gracias a esto surgió la colección de las muñecas por parte de mucha gente.

Los materiales para hacer las muñecas también cambiaron con el paso de los años, pero podemos mencionar los siguientes:

Las muñecas siempre estarán en las casas

Podemos decir que en el mundo de los juguetes, las muñecas estarán siempre presente en la vida de las niñas alrededor del mundo. Mencionamos solo los materiales principales, pero se han visto fabricadas de manera rudimentaria, hasta con la mazorca del maíz y con sus facciones rústicas, pero amadas por aquellas niñas que en su mente las ven como hermosas compañeras.

Realmente se les puede coleccionar, desde las más antiguas hasta las modernas muñecas reales, y siempre tendrán su debida cabida en la familia, sin aviso ni protesto. Así que si deseamos sacar una sonrisa a una niña, una buena muñeca te puede ayudar a lograr esto. En algunas épocas del año se pueden conseguir ofertas para obtenerlas y envolverlas para obsequiarlas, mientras que en otras tocará cancelar un precio más alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *